domingo, 7 de enero de 2007

Perfil de Ramdi Golas


Nació en Islas Canarias, donde ha sido profesor universitario de Química

Amante de las Bellas Artes dedica parte de su tiempo libre a viajar, leer, escribir y pintar, sin llegar a exponer ni publicar.

Toda su pintura y escritos los mantiene en tímida reclusión, aún después de pasados los años en que fueron escritos o pintados . . .

Su poema “Tengo miedo de querer”, es un nostálgico y bello recuerdo. Un sorbo de esplendor y hiel que solo duró lo que dura un sueño.

Ahora es el momento de comenzar a compartir :”Temas y usos”
Ramdi

18 comentarios:

RAMDI GOLAS dijo...

RAMDI GOLAS (Ldo. Ciencias Químicas, profesor universitario) y sus inicios en la pintura.

Mi vocación por las “Artes Bellas” nació desde que era muy pequeño y cuando me di cuenta que con un papel y un lápiz, éste agarrado con toda la mano y tumbado en el suelo boca abajo, podía con movimientos zigzagueantes de mi pequeño brazo, rayar cualquier tipo de papel que fuera éste. Pero esto le ocurre a casi todos los niños de mi edad. No obstante no paró ahí mi afición, pues ya tan pequeño veía ampliados mis “lienzos” a las paredes blanqueadas de cal, no sólo las de mi vivienda, lugar donde me iban saliendo los dientes de leche, sino las de los pobres vecinos que visitábamos. ¿Cómo me dejaban llevar mis padres el lápiz? Creo que no se enteraban hasta que yo de los escondrijos de mi ropa sacaba el trazador de las quejas de las mujeres que corrían veloces a arrebatármelo y por supuesto con las consiguientes quejas a mi madre de porqué permitían a un “renacuajo” como yo, dejarle llevar objetos impropios de mi cortísima edad y cometer tales desmanes en la blancura de sus paredes.

Al pasar algunos años, muy pocos, ya buscaba objetos colorantes, como lápices de labios, de cejas o polvos para colorearse la cara, llamados “coloretes” y una cajita con un cepillito y una especie de “betún” negro, que mi madre usaba para los ojos, después de ensalivar aquella masa oscura. Todo medio pintante que mi madre, sin darse cuenta, dejaba al alcance de mi mano. Todo este “maravilloso material” era mi gran fascinación, pues con ello daba un toque de color a cualquier objeto que estuviese a mi alcance. Sin embargo no entendía los terribles enfados que cogían conmigo. A mi me parecían que se enfadaban por gusto, pues yo lo que quería era “darle un toque” de alegría colorista, tanto a la mesa del despacho de mi padre, como a las colchas de las camas de mis hermanos.
(continuaré. . . .)

RAMDI GOLAS dijo...

Una vez pasados los primeros años de la niñez, mi afán por la pintura era un hecho real, a la cual dedicaba ahora bastantes menos tiempo libre, pues otras asignaturas requerían de la preparación necesaria para al menos sacar el aprobado “raso”.
Por cierto, en la asignatura de Ciencias, un profesor escuálido y contrariamente con un vozarrón retumbante, poseía una disposición fácil y natural a explicar ciertos experimentos y llevarlos a cabo magníficamente a pesar de los pocos medios que disponía el laboratorio de prácticas.
Nos entusiasmó con sus experimentos químicos. Uno de ellos, creo que fue el primero que nos ofreció, cuando introdujo una moneda de cobre o que tenía aleación de cobre, en un tubo de ensayo que a su vez contenía una mezcla a partes iguales, nos explicó, de agua y ácido nítrico, mezcla en principio límpida y transparente y sin color.
Pero apenas la moneda, que era una peseta, cayó al fondo del tubo,
¡Maravilla! Se desprendieron, tubo arriba unas burbujas de un gas de color pardo rojizo que nos hizo toser a todos, que curiosamente estábamos apiñados casi en la boca del tubo. Nos separamos bruscamente y pudimos ver como el líquido del tubo de ensayo tomaba un color azul, cada vez más intenso, mientras la peseta parecía empequeñecer.
El “profe” la sacó antes de que desapareciera devorada por ese líquido tan corrosivo y para que nosotros dejásemos de toser. Nos quedamos absortos admirando el color dorado brillante, parecía nueva, de la pobre peseta que había sido el objeto del experimento.

La química, después de ver tantos cambios de color y forma con que nos sorprendía “voz de trueno”, como le llamábamos, me pareció muy interesante y pasó a formar parte conjuntamente con la pintura, de mis ocultas ”habilidades” . La química de “escondite” en la azotea de casa. Me explico, quería saber el porqué de esos fenómenos, ignorante de mi, que se me escondían a mi comprensión y no como en la pintura, que habiéndome explicado en clase algo de la teoría del color, colores primarios y secundarios, podía obtener otros colores distintos a partir de aquellos.

Mi nuevo afán me llevó a adquirir ciertos reactivos químicos comprados en droguerías y sigilosamente guardados en una caja de madera, conjuntamente con un mechero de alcohol y varios recipientes de vidrio.
La caja la tenía bien escondida en el cuarto de la azotea. Y allí, después de decirle a mi madre, cuando se lo comentaba, que subía a ver entrar los barcos al puerto, iba inconscientemente mezclado “al tum tum” los productos químicos, sin saber que es lo que pasaba. Pero siempre me quedó interiormente la idea de que algún día llegaría a comprender tales reacciones.

Pasé de curso y en uno de ellos teníamos una asignatura llamada Literatura.
En principio me pareció fastidiosa, pues aquí no había que demostrar otra cosa que poseer un memoria de “elefante”. Nos hacían leer en tareas para casa. Recordar fechas y autores y a qué generaciones pertenecían. Como variaban las tendencias literarias . . .
Pero llegó un feliz día en que el profesor nos leyó algunos poemas, de los mismos autores que habíamos estudiado y de otros cuya especialidad era las poesía. Nos leyó un madrigal de Gutiérrez de Cetina
:”Ojos claros serenos, si de un dulce mirar sois alabado . . . “ comentando que críticos no sólo españoles, sino aun extranjeros alababan la perfección de dicho madrigal y que era el más extraordinario de los poemas de dicho estilo de la lengua hispano-castellana.
Me pareció maravilloso, tan expresivo para su cortedad y con tanto contenido interior a transmitir a la persona amada, que constituyó para mi, mi adolescente mente contestataria, un desafío . . . .
¿Es que acaso yo no podría escribir otro madrigal, si no tan bueno, al menos que se le acercara muy próximamente en éxito al de Cetina?
De este impulso un tanto soberbio de mis 16 explosivos años, nació un, vamos a llamarle poema, que quise que pareciera madrigal y lo titulé:
también como Gutiérrez, a unos ojos y escribí en mi rebelde y románticos pocos años el siguiente poema:

A UNOS OJOS

Ojos de triste mirar
¿Qué pena ocultas en ellos?
Si aun cuando tristes son bellos
¡ Qué bellos si alegres pudiera brillar!

Ojos de triste mirar
Que no saben sonreir
Que solo saben sufrir
Que ya ni saben llorar.

Quisiera ser yo tu cáliz
Para que viertas en mi
Tu amargura
Y contemplar así
La dulzura
De tus ojos al mirar.

***
10 de febrero de 2007 Islas Canarias
(continuaré)

RAMDI GOLAS

RAMDI GOLAS dijo...

Actualmente el poema anteriot (10de febrero 2007), se puede encontrar en "GOOGLE" con el pseudónimo de RAMDI GOLAS, nacido de la combinación de sílabas de sus apellidos, nombre y ciudad donde actualmente reside

RAMDI GOLAS dijo...

Hoy me permito interrumpir estos recuerdos de mi infancia y mi adolescencia para intercalar este poema escrito por mi en junio de 2004:

LA SONRISA PERDIDA



Cuéntame niña mía
Una a una,
La sonrisa de las estrellas
Y dime si ves, mi niña
La mía oculta entre ellas.
Es que a mi se me ha perdido
O es que ya no la tengo.
Quizás tú te la llevaste
Y por eso no la encuentro.
Si escondida entre tus labios
La tuvieras prieta en ellos,
Suéltala niña mía
Déjala que a mi vuelva,
Que afligido está mi semblante
Faltándole gestos gratos
Y sólo asoman tristezas.

O bien tú, espejo de plata
Que cada día ves su alegría,
Haz que en ti me refleje
Para contemplar en mi rostro
La sonrisa que a mi me falta.
***
RAMDI GOLAS

RAMDI GOLAS dijo...

Quiero corregir los cinco últimos versos de mi poema LA SONRISA PERDIDA, pues he estudiado dicho final y he considerado dar un sentido, a mi parecer, más acorde introduciendo algún cambio y añadiendo un sexto verso final, con lo cual el poema tomaría en general esta nueva forma:


LA SONRISA PERDIDA

Cuéntame niña mía
Una a una,
La sonrisa de las estrellas
Y dime si ves, mi niña
La mía oculta entre ellas.
Es que a mi se me ha perdido
O es que ya no la tengo.
Quizás tú te la llevaste
Y por eso no la encuentro.
Si escondida entre tus labios
La tuvieras prieta en ellos
Suéltala niña mía
Déjala que a mi vuelva,
Que afligido está mi semblante
Faltándole la alegría
Asomando solo tristezas.

O bien, tu espejo de plata
Que cada día ves su alegría
Haz que en ti me refleje
Para contemplar en mi rostro
La sonrisa que a mi me falta
La sonrisa que feliz me haría.

***
RAMDI GOLAS
ISLAS CANARIAS, 11 de marzo de 2.007

RAMDI GOLAS dijo...

Bueno, ya está bien con mis comentarios sobre poemas, pues me parece que he desviado un tanto de mi intención de dar a conocer ligeramente aquellos acontecimientos acaecidos en mi adolescencia y el camino para salir de ella.

Había llegado a un punto en mis estudios donde escribí más ampliamente sobre Literatura.
Indudablemente estoy tocando los temas que en ese tiempo tuvieron para mi una mayor preponderancia, pero con esto no quiero dejar atrás todo el conjunto de materias, que si bien fueron atrayentes, no las menciono, por ahora, para no alargar demasiado mi relato.

Pero existió, posteriormente a ellas, un problema creado en mi mente que me tuvo un cierto tiempo en una excitabilidad acuciante y desmoralizadora. Trataré de explicar dicha situación: ya finalizando el bachillerato comenzamos a desarrollar ampliamente la asignatura de Filosofía. De ella, su estudio, empezando por conocer los primeros filósofos de la antigüedad. La filosofía en Grecia, los primeros filósofos cosmólogos,. Pitágoras y su escuela, Heráclito y Parménides y seguimos con los sofistas y Sócrates, Platón, Aristóteles y escuelas como El Estoicismo, El Epicureismo, llegando a la Filosofía Cristiana Antigua y Medieval. De todo ello un estudio mas o menos profundo para extractar y memorizar tanta diversidad de opiniones. Creo que no fue demasiado para mi intención de pasar someramente sobre estos temas y encontrar solución al problema que para mi fue esencial e inquietante en mis tiempos juveniles:
“Si la mente es apta para conocer la verdad con certeza”

RAMDI GOLAS dijo...

Comencé a estudiar a René Descartes por parecerme que en su conjunto filosófico, podría encontrar el camino que me llevaría a resolver mi angustia de joven aterido y encontrar ese calor que me produciría hallar una solución a mi desolador problema .

Descartes, filósofo que parece que lo dijo todo, lo hizo todo y lo escribió todo.
Una frase que se ha creado especialmente para calificar su modo de pensar es “El verdadero fundador de la filosofía moderna”. Y que además fue el inductor inicial a mi auténtica duda ya expresada anteriormente.

Descartes nació en 1596 y el lugar es problemático ya que actualmente no existe coincidencia entre sus biógrafos, pero la tendencia en los eruditos, parece ser que fue en La Haya, no la capital de Holanda, sino una aldea en la región de Touraine en el centro de Francia. Murió en 1650 en La Corte Real de Suecia.

En su juventud y arropado en la escuela jesuítica, se hizo con los conocimientos de los más recientes avances en matemáticas y astronomía. Adquirió práctica para escribir en francés y latín, estudió música y artes dramáticas. Al crecer, se interesó en la ciencia, cuya enseñanza eran las teorías de Aristóteles, de 2.000 años de antigüedad, reinterpretadas por académicos medievales.

René estudió a los autores y filósofos griegos y latinos. En la universidad de Poitiers terminó sus “estudios formales”, titulándose en leyes, en 1616, pero rehusó ejercer de la profesión de abogado.

El joven tenía una sed insaciable de conocimientos y poco después se vio a sí mismo en el límite del conocimiento de su época.

Al descubrir errores y contradicciones en las enseñanzas de sus maestros, rehusó aceptar los enormes vacíos en el mapa del conocimiento como si fuesen dictados por Dios.

A Descartes se le debe el descubrimiento matemático de mayor alcance: él une por primera vez, de forma íntima, la geometría y la aritmética. De dos ciencias separadas en esa época, hace una ciencia común. Rompe pues con el pasado ya que para los aristotélicos existían múltiples ciencias según la multiplicidad de los objetos. Para Descartes es exactamente lo contrario y esto es debido a que todas las ciencias si quieren progresar, se han de valer de un único método, el que corresponde proceder del espíritu humano. De todas las ciencias la que con más pureza ha seguido ese método son las matemáticas.

(Continuaré)

RAMDI GOLAS

18 marzo2.007
ISLAS CANARIAS

RAMDI GOLAS dijo...

Deslumbrado por el rigor de las demostraciones matemáticas, Descartes abogará por un método fuertemente matematizado.

EL MÉTODO consiste en un conjunto de reglas para aumentar el conocimiento “verdadero” sin derrochar tiempo ni energía.
Las reglas del método son:
1º No aceptar sino “evidencias”, dudar de todo lo demás (Duda metódica)
2º Para descubrir cosas, recurrir al análisis. Consiste en reducir las proporciones complejas a proporciones simples que se hagan “evidentes” por intuición.
El análisis nos permite llegar a la “intuición” de naturalezas simples que no son elementos reales, sino “intuiciones” simples nuestras. Para aclarar esto, pongamos un ejemplo del propio Descartes; el cuerpo puede descomponerse en tres naturalezas simples: la naturaleza corpórea, la extensión y la figura. Sin embargo estas tres naturalezas son directamente “intuibles” y se dan siempre juntas en la realidad. Hay que decir por tanto que son simples respecto de nuestra comprensión, no respecto de la realidad.

De las dos reglas del método que hemos visto (y que son la más importantes de cuantas enuncia Descartes), todo depende de la primera. En efecto si no llegamos a evidencias no podemos avanzar un palmo en el conocimiento. Descartes inaugura la filosofía moderna, preguntándose por un punto de partida evidente, del cual sea imposible dudar.
Vemos por consiguiente, que la duda es universal, se aplica a todo, nada queda libre de ella.

Llegado a este punto, me pregunto si nosotros partiendo de nuestra mente, para demostrar que es capaz de conocer la verdad con certeza, estamos partiendo indudablemente de un hecho dudo, pues es nuestra propia mente (dudosa aún) con lo que queremos demostrar que ella es capaz de conocer la verdad con certeza, pero si partimos de un hecho dudoso, todo lo que deduzcamos de él será dudoso y por tanto no llegaremos a la verdad con certeza. Filosóficamente es indemostrable. Estas conclusiones me hicieron pensar que todo lo que yo pudiera deducir. . . sería dudoso. Hecho (filosófico) angustioso para mi joven mente, pues podría llegar a dudar y de hecho dudé en mis rebeldes pensamientos de la existencia del resto de todo lo que me rodeaba, lo percibido por mis sentidos era dudoso y sólo era cierto que yo existía porque pensaba, frase de Descartes “COGITO ERGO SUM”

¿Cómo salir ahora de la duda en cuanto al mundo exterior, a los sentidos, al valor de los razonamientos? ¿Cómo romper este muro de dudas que el “cogito” por sí solo no puede? Este es el gran problema de Descartes. Es verdad que ha llegado a algo indudable, “cogito”, pero resulta que el “cogito” no puede garantizar mas que la existencia del yo pensante. Ni siquiera puede librar de la duda el hecho de que tengamos un cuerpo. Mas aún, el “cogito” no garantiza la existencia del yo cuando no piensa, sino del yo pensante. Vemos en suma que el “cogito” tiene muy poco poder para hacernos salir de tanta duda. Solamente garantiza una certeza, que existimos mientras pensamos
¿Cómo podemos afirmar con certeza que la mente, dejada a si misma, puede llegar a la verdad?

RAMDI GOLAS

20 marzo 2.007 ISLAS CANARIAS

(Continuaré)

DIEGO RAMíREZ dijo...

Me ha parecido prudente y necesario que se conozca mi verdadero nombre: Diego Ramírez González, aunque los comentarios sigan apareciendo firmados con el pseudónimo de Ramdi Golas. Además hubiesen aparecido dificultades técnicas por haber comenzado este blog con mi pseudónimo en vez de hacerlo con mi verdadero nombre.

Siento mucho algunos pequeños problemas que aparecen para pasar de esta nueva ventana a la anterior, pero puede resolverse haciendo "clic" en el título, TEMAS Y USOS. Ruego didculas por las molestias a aquellas personas que deseen leer mis comentarios.
Diego Ramírez González.
30 de marzo de 2007

DIEGO RAMíREZ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DIEGO RAMíREZ dijo...

Quiero dar a conocer a aquellas personas que pudieran estar interesadas, que publico en un segundo blog cuyo título es “TEMAS Y COMENTARIOS”, donde el autor los firma con mi verdadero nombre DIEGO I. RAMÍREZ y cuyo perfil es el mismo que aparece en este “TEMAS Y USOS” Y donde el contenido del mismo varía con respecto a este primero, ya que en éste comienzo con el tema de mi niñez y juventud, algo que muestra mis ocurrencias de niño y adolescente. No quiere decir que vaya a abandonarlo, pues pienso seguir contando las incidencias posteriores que darán el camino seguido en en desarrollo de mi vida.

“TEMAS Y COMENTARIOS”, ya he publicado dos comentarios comentario, difiere de éste primero, pues los temas tratados van por vías más actuales, como podrán leer los que deseen enterarse de mis ideas actuales.

(Continuaré)

DIEGO I.
RAMÍREZ Las Palmas de Gran Canaria, 5 de abril de 2,007

DIEGO RAMíREZ dijo...

A pesar de la orientación que he querido dar a este blog, no me queda mas remedio que hacer un alto en el camino para trasvasar los comentarios hechos por mi, en el otro blog, pues creo de enorme interés. según mi criterio, les temas tratados en el. Ruego disculpen este cambio momentáneo, que volverá a su camino previamente trazado para llegar al fin que me he propuesto.

DIEGO IGNACIO RAMÍREZ
15 de octubre de 2.007

DIEGO RAMíREZ dijo...

"TEMAS Y COMENTARIOS"
4 comentarios - Mostrar entrada original



DIEGO IGNACIO RAMIREZ dijo...
INTRODUCCIÓN

Este es el inicio de mi blog donde deseo escribir temas y comentarios tanto personales como generales, que abarquen cuestiones que puedan ser de interés para los posibles lectores y al mismo tiempo que tengan una difusión largamente amplia a todos los lugares donde puedan sacar partido o criticar mis ideas, aquellas personas de habla castellana, tanto españolas como de cualquier país que emplee el mismo idioma.

Ya en mi perfil se comenta mi origen y mi dedicación básica como profesor universitario y enseñanza secundaria en la especialidad de química, durante bastantes años, así como mi vocación, amante de las Bellas Artes, donde sólo pude cursar el primer año, por traslado de dicha facultad a otra Isla con Universidad mas antigua que la de Las Palmas de Gran Canaria, quizás por el hecho que la nuestra comenzó como Universidad Técnica, aunque en la actualidad ha experimentado una ampliación digna de ocupar un relevante lugar en la docencia española. Aquel citado y forzado traslado de dicha facultad, fue un hecho que manifiestamente nos dejó permanentemente resentidos, al menos a aquellos que cursábamos dichos estudios de Bellas Artes.
Olvidemos pues esta poca decisión de nuestros gobernantes educativos grancanarios, y consideremos otras circunstancias.

El hecho de peregrinar de unos niveles de enseñanza a otros superiores, me dieron la capacidad de entender las diferencias que observé entre ambos niveles y las lagunas existentes para pasar al de mayor grado. Mi interés muy particular fue que en mis clases he intentado con el mayor ahínco comenzar por los principios elementales, aun cuando fuese someramente, para poder salvar esos vacíos que impedían al alumnado ver la continuidad de una materia como la química, que generalmente los alumnos veían en ella una asignatura desagradable y un tanto difícil. Mi frase favorita es “Que el camino más largo comienza con el primer paso” y cualquier ciclo de estudios no se puede desarrollar positivamente saltando de tres en tres escalones o pasos.

(continuaré)

Diego Ramírez 4 de abril de 2.007

3 de abril de 2007 16:35


Comentario suprimido
El autor ha eliminado esta entrada.

5 de abril de 2007 11:30


DIEGO.IGNACIO dijo...
Quiero decir, que la enseñanza que indudablemente se compone de varios años, tiene asignaturas comunes a lo largo de la misma y puede ocurrir y de hecho ocurre que al pasar de un curso académico determinado al siguiente, los profesores por razones “de necesidad del Centro Educativo” o “Entidad de Rango Superior”, cambian en una misma asignatura, lo cual produce un desconcierto ya que este nuevo profesor dará por explicado y sabido temas que el anterior profesor no pudo desarrollar por razones personales, por falta de tiempo o cualquier otra razón no justificada. Es entonces cuando se produce la laguna o vacío que hará que el alumno se encuentre sin el siguiente escalón o paso para continuar el desarrollo de la asignatura, creando en él un sentimiento negativo a dicha asignatura por no poder seguir los razonamientos o conocimientos del que se ve privado.
Este razonamiento que hago, no es general a todos los Centros de Enseñanza, pero si a algunos. Y las asignaturas donde no se ha llevado a cabo un estudio y control por el personal directivo correspondiente a los temarios de cada curso y hacer un seguimiento de los mismos, así como un control del profesorado que deja de cumplir su cometido y que es obligatorio por parte de sus superiores en los cargos para los que han sido propuestos, da lugar a crear estas deficiencias que ponen en juego la calidad de la enseñanza y sus fatales consecuencias. (Continuaré)
DIEGO I. RAMÍREZ Las Palmas de Gran Canaria, 5 de abril de 2.007

5 de abril de 2007 17:08


DIEGO.IGNACIO dijo...
Parece obvio que estoy tratando con cierta dureza al Sistema Educativo, no solo al actual, sino a los complejos Sistemas anteriores y en especial a aquel que en su Enseñanza Secundaria Obligatoria, “ESO”, los alumnos promocionan de curso por el mero hecho de cumplir un año más de su vida y como consecuencia los conocimientos correspondientes no los hubiesen alcanzado y aun con un número de suspensos indefinidos en las materias del curso de procedencia, es decir del curso que dejaban para “ascender” al curso siguiente. Este hecho parece querer ocultar el fracaso escolar que estaba presente en nuestro País frente al los restantes de la Comunidad Europea.
Los Sistemas Educativos cambiantes ante las variaciones políticos del Gobierno de turno, procedían de mesas ministeriales y sus adláteres
que urdían laberínticos argumentos y estratagemas para convencer a nuestros codláteres de un Sistema Educativo francamente inoperante y que además regalaban con una sonrisa al Partido de la Oposición.
Por supuesto sin tener en cuenta a los auténticamente orientadores a tal fin como directores de centros y profesores altamente cualificados con verdadera vocación educativa de crear una renovación efectiva, audaz y con conocimiento de causa por el contacto de los mismos con el elemento discente, cansado y aburrido de cambios absurdos. Este conjunto de personas con cargos directivos en los Centros, conocedores de las dificultades encontradas en los hipotéticos buenos métodos oficiales, valdrían para corregir y dar opiniones válidas para ofrecer un Sistema Educativo con unos caminos de auténtica eficacia, que resolviesen los inventos del trasiego que tienen los variables puestos de las altas esferas educativas.

14 de abril de 2007 18:49

DIEGO RAMíREZ dijo...

(continuación) 19 mayo 2007

Tratado un poco por encima el tema de la Ley de Educación, considero que es preferible dejarlo a un lado puesto que mis ligeros comentarios sobre la misma, si es que alguien los lee, no van a solucionar nada, como en su momento mis artículos aparecidos en un periódico de ámbito regional, tampoco lo consiguieron. Seguir con el tema sería marear la perdiz y me da pena perder el tiempo en algo que es desarrollado prácticamente por los inconsecuentes de siempre, los Órganos Gubernamentales de los Departamentos correspondientes, que juegan a la baraja con la misma Ley Educativa, sin que ninguno de ellos llegue a ganar la “partida”.

Continúo pues, a partir del tema que filosóficamente no tiene solución y que para mi constituyó una enorme depresión, que dada mi juventud, duró lo que tenía que durar, muy poco tiempo, pues con el paso del bachiller a la prueba de acceso a la universidad y con la juventud femenina que nos rodeaban y rodeábamos, la filosofía pareció esfumarse para dar paso a los sentidos, que en esas edades eran acuciantes y explosivos e intentando encontrar los métodos, vamos a denominarlos maneras, de llamar la atención a las jóvenes y poder establecer relaciones, primero en grupos mixtos, para pasar luego a parejas de ambos sexos, donde con todas las argucias inimaginables intentábamos intimar con ellas.

Una vez aprobada la prueba de acceso a la Universidad, tuvo lugar las pertinentes conversaciones entre mis padres y yo, de lo que quería estudiar. Mis padres muy magnánimos me daban libertad para que yo eligiera. Pero el problema lo tenía yo, pues la duda entre arquitectura y la química (básicamente en mi subconsciente, era la niñez que renacía de nuevo y estaba presente: lápices, pintura y experimentos en la azotea).

. Me decidí por la arquitectura y me trasladé a Barcelona donde me matriculé de todo aquello que me hacía falta para comenzar el primer año.
Y lo digo con este desparpajo y desvergüenza, porque aparecí muy pocas veces por la universidad ya que me dedicaba a conocer una ciudad enorme y bonita, con sus ramblas, sus plazas, su puerto, su barrio chino, su Sagrada Familia y sus apetecibles rincones del viejo casco, llenos de pequeños bares y mejores tapas. Consecuencia claro, gastar dinero, más del que mis padres me daban para mi asignación, que se suponía era para el mantenimiento de “mis idas y venidas a clases” , “compra de apuntes” y “textos”. . . que en lugar de comprar conseguía que algunos compañeros me los prestasen, con el ahorro consiguiente destinado a fines nada educativos.

Y luego, un poco de tiempo, no mucho, como media mañana en días alternos, a intentar estudiar en la casa donde fui acogido por un amigo íntimo de mi abuelo Diego, pero su amigo era casado y con dos niños pequeños. Él era médico especialista en urología y tenía la consulta “a partir de las siete de la tarde”… .
¡Señores ¡ ¿Y la mañana ?
Dormía hasta la una de la citada tarde. Yo en su despacho intentaba leer algo de los libros de textos y apuntes prestados, en medio del alboroto que rodeaba toda la casa con aquellos dos “cafres” de niños que con sus triciclos, pelotas, cornetas y patadas en la espinilla que recibía, como un nuevo divertimiento infantil de los dos “caníbales” hacia mi persona, por lo que me era imposible pasar de un párrafo a otro, del libro o apuntes que tenía delante.
La esposa del médico, salía todas las mañanas . . . y llegaba a la hora del almuerzo. Primero despertaba a su marido, le hacía limpiar los ojos con una toalla húmeda y con agua caliente lavarse las manos, para que después de encasquetarse una llamativa bata, estuviera dispuesto a sentarse presidiendo la mesa que había preparada la señora en el comedor para los comensales: los cinco excéntricos habitantes de esa especie de casa de tortura , por lo menos para mi, el matrimonio, los dos cafres y yo. Iniciábamos los extraños comistrajes hacia las dos de la tarde. Primer plato, sopa de gallina con fideos, menudillos y entrañas del ave, los insoportables niños gritaban ¡Mamá tripas ¡ ¡ Qué bueno ! Yo me abstenía comentando la necesidad de ir al baño con urgencia, donde esperaba a que la buena señora retirase ese primer apetitoso plato.

(Continuaré))

DIEGO RAMíREZ dijo...

Pasada la hora de la comida del mediodía (?), el doctor en nefrología, padre de familia y trabajador infatigable, tenía otras cualidades que para mi, en principio, me eran desconocidas. Acabado el almuerzo, me invitaba a tomar café en un, llamémosle bar, lugar cercano a su casa, en compañía de su círculo de amistades, personajes de edad más que mediana para aquellos tiempos, y por si fuera poco, a jugar una partida de dominó con sus compañeros de trabajo. Tal situación me parecía totalmente inadecuada para un médico, que sólo atendía a sus caprichos y no a su profesión. Pero no acababa ahí la sobremesa, finalizadas las partidas del juego, me confesó que la música era una de sus aficiones preferidas y que al mismo tiempo era compositor . . . ¡ El colmo de su preparación médica ! Indudablemente y casi con obligación me llevaba a casa de su madre, en un calle muy próxima a su domicilio, donde la buena señora poseía un piano vertical grande, mal llamado de estudio, un tipo de instrumento musical muy antiguo denominado “a bayoneta”. Allí, sentado en un viejo sillón de orejas muy sobado, que olía a rancio, a tiempos del siglo pasado, apoyado más que sentado en el borde del añoso sillón, oía las melodías del despeinado “compositor” con su cabeza en pleno movimiento, alzándola en los agudos y reclinándola en los graves para pasar a ladearla de modo continuo en el lugar privilegiado de su imaginario musical.

Finalizado su concierto, con mi consiguiente sopor, se levantaba del taburete, con la mirada perdida, aun soñando en su mundo imaginativo de belleza musical.

Aproximadamente a las seis y media de la tarde, puesto que a las siete comenzaba su consulta, era cuando acababa el martirio al que estaba sometido. Pero aquella situación, de perder el tiempo en su compañía y no dedicarme a mis estudios, que es por lo que me trasladé a Barcelona, me fue inoculando esa desidia y al final terminé por no dar golpe por la tarde, dedicándome a pasear y ni pensar volver a la casa donde estarían los dos repugnantes enanos a la espera de mi llegada para someterme a sus patadas en la espinilla y con la protección de la mamá, que me decía, “si son unos pequeñines que lo que quieren es jugar contigo, ¡Pobrecillos, sólo se merecen caricias ! Y yo al descuido de la madre, les metía unos pellizcones en las barrigas cuando la madre estaba alejada.

DIEGO RAMíREZ dijo...

#34
Ramdi
Usuario Sport




Coche : Ibiza 1.4 100cv gasolina 16V
Registrado: abril-2005
Posts: 2.525
GOOOOOOOOOOOOOOOOLLLL del LEVANTE!!!!!!!!!!

--------------------------------------------------------------------------------

Liga pal Barçaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
__________________

I B I Z A 1.4 Sport 100 CV

Con alta indignación veo como la casa IBIZA 1.4 Sport 100 CV utiliza mi nombre registrado de RAMDI en uno de sus anuncios que previamente he copiado. Me pregunto qué les da derecho a tal desmán. Mi nombre es RAMDI GOLAS Y EN NINGÚN MOMENTO SE ME HA SOLICITADO PERMISO PARA UTILIZARLO Y MUCHO MENOS EN PROPAGANDA DE UNA EMPRESA QUE CON LA SOLVENCIA QUE TIENE SE LES DEBE CAER LA CARA DE VERGÜENZA POR TAL HECHO QUE CONTRAVIENE TODOS LOS DERECHOS A LA INTIMIDAD.
DICHO ANUNCIO ESTA EN UNO DE LOS APARTADOS DE GOOGLE, AL PONER MI NOMBRE Y APELLIDO , Y PARA COLMO EN UNO QUE COMIENZA:
¡Goooooooooooooooo.
FIRMA A SIETE DE JUNIO
RAMDI GOLAS

DIEGO RAMíREZ dijo...

RAMDI GOLAS, USUARIO DE MI NOMBRE Y APELLIDOS Y QUE UTILIZO EN ESTE BLOG CON LA DIRECCIÓN ELECTRÓNICA:
RAMDI_GOLAS_hotmail.com
Y NO CON UNA QUE HA SUPUESTO CIERTAMENTE O EQUIVOCADAMENTE GMAIL.
RUEGO SE HAGA CONSTAR MI DISGUSTO E INDIGNACIÓN QUE UNA CASA DE COCHES , LA SEAT, UTILICE MI NOMBRE SIN NINGÚN PERMISO.
FIRMA:
RAMDI GOLAS 7 DE JUNIO 2007

DIEGO RAMíREZ dijo...

A LA CONSEJALÍA DE PLAYAS de LAS PALMAS DE GRAN CANARIA  Perros y Palomas
Es cierta la existencia de una reglamentación que impide a los viandantes y admiradores de nuestra famosa Playa de Las Canteras, que transiten con sus perros por el Paseo de la misma. Si esta reglamentación está basada en la peligrosidad de los mismos, aunque éstos sean llevados con correa y bozal y estén obligados los dueños a recoger los excrementos y dejar limpio el lugar donde fueron depositados por de estos animales, aun cuando el tamaño de los perros sea pequeño, no puede ser esta la razón, pues en el resto de la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria se les ve pasear (Av. Mesa y López…) sin la intervención de los agentes municipales, cuando estas personas cumplen con la reglamentación exigida que imposibilitan la agresión de sus animales y la limpieza de la zona afectada.

Pero cambiemos ahora de animales. En nuestra Playa de Las Canteras, a la hora del mediodía, a partir de las doce o algo más, bandadas de palomas en multitud, son soltadas por personas cuya afición a las mismas las lleva a tener palomares en las inmediaciones (Teniendo en cuenta que existe prohibición de tener palomares en las azoteas). Estas palomas se dirigen a las arenas de nuestra querida Playa de Las Canteras a picotear los restos, por muy pequeños que sean, de los alimentos que se les suele escapar a los usuarios. Las palomas caminan por las arenas y por encima de las toallas de los bañistas en ese momento como dueñas y señoras de la Playa.
Pero dichas palomas, constituyen un riesgo sanitario y deterioro de la calidad de vida de los usuarios de nuestra querida PLAYA:
“Contaminan con sus excrementos(orina y materia fecal) el agua y los alimentos, y contribuyen a la diseminación en el ambiente humano de bacterias que producen graves infecciones intestinales, como la salmonelosis. Contribuyen también a la transmisión de hongos patógenos para el hombre, como el aspergilus, cryptococcus e histoplasma. Las palomas son portadoras, actúan como operadores que no enferman, pero infectan y transmiten”, dice el informe sobre riesgos sanitarios asociados con palomas urbanas, producido por la doctora Cristina Wisnivesky, profesora asociada de Parasitología de la UBA e investigadora principal del Conicet.

“El problema de las palomas urbanas es que culturalmente no son reconocidas como una plaga. Hay peligros ocultos que la gente ignora”, dice el licenciado Héctor Coto, director de la revista CONTROL DE PLAGAS.
Una inmunodeficiencia fisiológica en una persona es un candidato a las infecciones mencionadas. El embarazo es una de estas inmunodeficiencias fisiológicas, responde el científico Negroni.
-Parasitología de la UBA. Conicet criswi@maderonet.net.ar (Google)
-Dr.Héctor Coto, director de la revista “Control de Plagas” (Google)
-Profesor doctor R. Negroni (Google)